AP Spanish : Reading Textual Sources Critically

Study concepts, example questions & explanations for AP Spanish

varsity tutors app store varsity tutors android store

Example Questions

Example Question #21 : Reading Textual Sources Critically

"Canción" por Fernán Caballero (1850)

EL clavel que tú me diste
El día de la Ascensión,
No fué clavel, sino clavo
Que clavó mi corazón.

En enero no hay claveles,
Porque los marchita el hielo;
En tu cara los hay siempre,
Porque lo permite el Cielo.

¿Qué sentimiento quiere transmitir el poema?

Possible Answers:

Anhelo

Celos

Amor

Odio

Ninguna de estas respuestas

Correct answer:

Amor

Explanation:

This is a very short and sweet love poem.

The writer compares the flower he was given- a clavel- to a nail ("clavo") in his heart. The author says that although the clavel flowers die in January due to the snow, he can always see them on the beautiful, God-given face of his love.

Example Question #211 : Ap Spanish Language

"Canción" por Fernán Caballero (1850) 

EL clavel que tú me diste
El día de la Ascensión,
No fué clavel, sino clavo
Que clavó mi corazón.

En enero no hay claveles,
Porque los marchita el hielo;
En tu cara los hay siempre,
Porque lo permite el Cielo.

¿Qué quiere decir el autor con la línea en negritas?

Possible Answers:

Ninguna de estas respuestas es la correcta.

Que su amor tiene la cara muy fea.

Que su amor no existe.

Que su amor siempre trae claveles puesto como accesorio.

Que su amor tiene la cara muy hermosa.

Correct answer:

Que su amor tiene la cara muy hermosa.

Explanation:

In the line, "en tu cara los hay siempre," the author is saying that metaphorically, his love has carnations adorning her face, even in winter, which means, literally, that she is beautiful.

Example Question #22 : Reading Textual Sources Critically


¡Bello es vivir! por José Zorrilla (1837)

¡BELLO es vivir, la vida es la armonía!
Luz, peñascos, torrentes y cascadas,
Un sol de fuego iluminando el día,
Aire de aromas, flores apiñadas:
Y en medio de la noche majestuosa
Esa luna de plata, esas estrellas,
Lámparas de la tierra perezosa,
Que se ha dormido en paz debajo de ellas.
¡Bello es vivir! Se ve en el horizonte
Asomar el crepúsculo que nace;
Y la neblina que corona el monte
En el aire flotando se deshace;
Y el inmenso tapiz del firmamento
Cambia su azul en franjas de colores;
Y susurran las hojas en el viento,
Y desatan su voz los ruiseñores.

¡Bello es vivir, la vida es la armonía!
Luz, peñascos, torrentes y cascadas,
Un sol de fuego iluminando el día,
Aire de aromas, flores apiñadas.

¿Qué emoción probablemente sentía el autor mientras escribía este poema?

Possible Answers:

Tristeza

Aprensión

Felicidad

Depresión

Temor

Correct answer:

Felicidad

Explanation:

Although we have no real way of knowing for sure what the author was feeling when he wrote this poem, it is reasonable to assume that his emotions matched the general tone of the poem. Therefore, we can safely assume that he was feeling happiness as he wrote this happy, celebratory poem. In order to answer this question you need to be able to understand enough of the poem to understand the tone and mood the author is displaying in this work.

Example Question #218 : Ap Spanish Language

Lea el siguiente pasaje de La Casa Donde Murió por Julia de Asensi (1883), en el cual el personaje Fernando está contando su experiencia con su primera novia, Teresa:

...Así estaban las cosas, cuando hace poco más de diez años caí gravemente enfermo, atacado de unas calenturas contagiosas. Mi tía se alejó de mí, los criados se negaron á asistirme, y entonces María y Teresa se ofrecieron á ser mis enfermeras, no pudiendo oponerse mi tía á ello porque mi estado era cada vez más alarmante y exigía continuos cuidados.

Desde el momento en que Teresa estuvo á mi lado sentí un dulce bienestar, la fiebre desaparecía por instantes; pero se me figuraba ver que las mejillas de mi amada tomaban tintes rojizos, que sus labios estaban comprimidos y ardientes, que sus ojos brillaban con un fuego extraño. La enfermedad que huía de mí, se iba apoderando de ella, y era mi mismo mal el que la devoraba.

—¿Qué tienes?—le pregunté.

—He pedido tanto á Dios que salvase tu vida á costa de la mía,—murmuró la joven,—que me parece que por fin se ha dignado escucharme y me voy á morir antes que tú.

Aquello era cierto; por la noche Teresa se agravó tanto, que no pudo volver á su casa, y mi tía le ofreció su cuarto y su cama para que descansase; entonces estaba profundamente agradecida á los tiernos cuidados de la joven.

Excusado es decir que doña Catalina pensaba renunciar para siempre á su habitación y á su lecho, temiendo el contagio de la enfermedad.

Me restablecí pronto, á medida que el estado de la joven iba siendo peor.

Estaba desesperado, loco. Su madre también empezaba á perder la razón. Un día me dijo el médico: «Ya no hay remedio para este mal.» Y ella también murmuró á mi oído:—«Me muero, pero soy feliz, porque tú me amas y me amarás siempre.»

—¡Oh, te lo juro!—exclamé;—mi corazón y mi mano no serán de otra mujer jamás.

—Eso lo sé mejor que tú,—dijo sonriendo dulcemente; también sentiré celos desde otro mundo de la mujer á quien ames, y no consentiré que seas perjuro. No quieras á otra, no te cases nunca; no hay un ser en la tierra que pueda adorarte lo que yo, y yo te aguardaré en el cielo.

Dos días después expiraba aquella angelical criatura, que ofreció á Dios su vida á cambio de la mía.

Su madre se volvió loca.

Pagué el entierro de Teresa; compré una sepultura por diez años.... ya sabes que hoy ignoro dónde descansa su hermoso cuerpo; envié una carta á mi tía, que no la leyó hasta dos meses después de cumplirse el plazo, porque ella también estaba enferma.

Decirte que durante estos diez años el recuerdo de Teresa me ha perseguido constantemente, sería faltar á la verdad; he amado á otras mujeres, y hace cuatro años estuve á punto de casarme con una hermosa joven; pero la desgracia hizo que un mes antes de verificarse nuestro enlace, los padres encontrasen un pretendiente á la mano de mi amada mejor que yo, éste me fué preferido por ellos, y la novia tuvo que someterse á la voluntad de sus tiranos.

Hoy adoro á Cristina y quiero unir su suerte á la mía, como ya se han unido nuestras almas. ¿Lo conseguiré? Temo que no. La fatalidad me ha traído al pueblo donde vivió Teresa; habito esta morada llena con su recuerdo; vengo á pasar los primeros días de mi matrimonio en la casa donde ella murió, y un secreto presentimiento me dice que Cristina no llegará á ser esposa mía. Ahí tienes la historia de mis amores: ¿crees que mi temor sea fundado, ó que la exaltación en que me hallo es hija de mis pasadas desdichas?

Procuré tranquilizar á Fernando, y después, mientras el joven se reunía á su bella prometida, tuve deseos de ver aquella habitación donde Teresa había muerto, y me hice conducir á ella por un antiguo servidor de doña Catalina.

¿Qué teme Fernando acerca de sus relaciones?

Possible Answers:

Teme la madre de Teresa nunca lo perdonará

Teme que nunca amará a alguien como amaba a Teresa

Teme que el narrador le juzgará por amar a más de una mujer en su vida

Teme que nunca podrá tener una relación exitosa por la sucedido con Teresa, su promesa a ella, hace diez años

Teme que Cristina se da cuenta de lo que sucedió con Teresa hace diez años

Correct answer:

Teme que nunca podrá tener una relación exitosa por la sucedido con Teresa, su promesa a ella, hace diez años

Explanation:

This excerpt states how Fernando feels, in terms of his fears about his relationships after the debacle with Teresa:

"Decirte que durante estos diez años el recuerdo de Teresa me ha perseguido constantemente, sería faltar á la verdad; he amado á otras mujeres, y hace cuatro años estuve á punto de casarme con una hermosa joven; pero la desgracia hizo que un mes antes de verificarse nuestro enlace, los padres encontrasen un pretendiente á la mano de mi amada mejor que yo, éste me fué preferido por ellos, y la novia tuvo que someterse á la voluntad de sus tiranos.

Hoy adoro á Cristina y quiero unir su suerte á la mía, como ya se han unido nuestras almas. ¿Lo conseguiré? Temo que no. La fatalidad me ha traído al pueblo donde vivió Teresa; habito esta morada llena con su recuerdo; vengo á pasar los primeros días de mi matrimonio en la casa donde ella murió, y un secreto presentimiento me dice que Cristina no llegará á ser esposa mía. Ahí tienes la historia de mis amores: ¿crees que mi temor sea fundado, ó que la exaltación en que me hallo es hija de mis pasadas desdichas?"

He explains that he has had important relationships fall through in the past, and that he fears the same thing will happen with Cristina.  He fears this is because of his past, and that he may be haunted by Teresa and his promise to her.

Example Question #219 : Ap Spanish Language

Lea el pasaje siguiente de Tony por Enrique Pérez Escrich (1855) y conteste las preguntas:

...Tony, sentado sobre su cuarto trasero, presenciaba impasible el diálogo que antecede. Pablo, irritado y refunfuñando de aquella informalidad, desató la jaca de las ramas de una encina, montó á caballo y silbó á su perro. Tony permaneció inmóvil. Mientras tanto, los dos ganaderos montaron también á caballo, alejándose de aquel sitio, pero en dirección opuesta á la que había emprendido Pablo. Tony comenzó á ladrar desesperadamente. Su amo se detuvo y le silbó segunda vez.

De pronto el mastín tomó una veloz carrera y fué á reunirse con su amo, pero sin cesar en sus imponentes ladridos. Pablo no le hizo caso, preocupado en lo que acababa de acontecerle; pero tanto y tanto ladró el perro, que por fin dirigió una mirada recelosa en derredor suyo, y dijo:—¿Qué te pasa, animal?... Tony, de dos saltos, se colocó delante del caballo, como si tratara de impedirle el paso, hasta tal punto, que llegó á ponerle sus robustas zarpas sobre el pecho.

Entonces el chalán le sacudió un terrible latigazo; pero Tony, aunque sentía el agudo dolor de aquella culebra de cáñamo que se le había arrollado por el cuerpo, no se quejó y continuó ladrando.—¡Es extraño! Nunca he visto tan fosco y tan irritado á Tony. El mastín dió una carrera, se paró á unos doce pasos de la cabeza del caballo, y se echó atravesado en medio de la angosta vereda, ladrando siempre. Cuando llegó la jaca, saltó por encima del perro para no pisar á su compañero de cuadra.

Nuevamente el perro volvió á colocarse delante del caballo, tomó carrera hasta chocar su áspera y fuerte cabeza con los redondos y blandos belfos de la jaca, que se descompuso, con grave riesgo del jinete.—Pero ¿te has vuelto loco, Tony?...—gritó el chalán, sacudiéndole un segundo latigazo más enérgico que el primero. El mastín entonces hizo presa en uno de los estribos vaqueros, y tiró con fuerza hacia atrás.

Los ojos de Tony brillaban como dos ascuas de fuego, sus gruñidos eran potentes, amenazadores; aquel noble animal representaba con hermosura salvaje la desesperación del perro á quien su amo no entiende lo que quiere decirle, y se ve privado del precioso don de la palabra. Una idea cruzó por la mente de Pablo, y descolgando la escopeta de la grupa, se dijo:—Este perro rabia. El chalán clavó las espuelas á la jaca, que llevó arrastrando al pobre Tony, sin que soltara el estribo, diez ó doce metros. Por fin Tony soltó su presa, y se quedó como enclavado en medio de la vereda.

Pablo revolvió su caballo como para hacer frente al enemigo, apuntó su escopeta, é hizo fuego. Tony exhaló un lamento doloroso, y rodó por la cañada. Pablo aplicó de nuevo las espuelas en los ijares de la jaca, que partió como un rayo, cuesta abajo, en dirección á Guadalajara. El chalán, disgustado del lance, y no queriendo contemplar la agonía de su pobre Tony, no volvió ni una sola vez la cabeza.

Cuando llegó á la posada, echó de menos el gato que encerraba los veinte mil reales. El chalán se quedó aturdido, porque aquella pérdida le colocaba en una situación difícil para hacer frente á sus negocios. Al aturdimiento siguió la desesperación; montó á caballo en su valiente jaca, emprendió á escape el camino de Val-frío, llegó en menos de tres cuartos de hora á las piedras, pero el gato no estaba allí.—¡Ah!—exclamó.—Aquí lo dejé, aquí lo puse por mi propia mano.... ¡Esos miserables me han robado!... Ahora comprendo que mi noble Tony me avisaba, me decía: «Vuelve atrás; te dejas tu dinero.» Y yo, miserable, estúpido, imbécil, he pagado su lealtad dándole la muerte. Y Pablo se golpeaba la frente y se arrancaba los cabellos.

—¡Tony! ¡Tony! ¡Tony!—comenzó á gritar con desesperación. Pero cada uno de estos gritos que brotaba del alma del chalán sólo levantaba un eco en los barrancos. Pablo, abrumado bajo el peso de su desgracia, se sentó en una de las tres piedras, y entonces vió con sorpresa unas manchas de sangre y la tierra movida como si se hubiera revolcado un animal. Con los ojos inmensamente abiertos reconoció el terreno que le rodeaba, y observó que aquí y allá, en dirección del monte, había manchas de sangre.

¿Porqué Pablo disparó a Tony?

Possible Answers:

Ninguna de estas respuestas es la correcta

Porque Pablo pensaba que Tony tenía la rabia

Porque Pablo ya se había cansado de cuidarlo

Porque Tony molestaba a Pablo, y ya no pudo aguantarlo

Correct answer:

Porque Pablo pensaba que Tony tenía la rabia

Explanation:

Pablo killed Tony because he attributed Tony's strange behavior to rabies, a disease which used to be rampant, especially among dogs.

The following excerpt contains the answer:

"Los ojos de Tony brillaban como dos ascuas de fuego, sus gruñidos eran potentes, amenazadores; aquel noble animal representaba con hermosura salvaje la desesperación del perro á quien su amo no entiende lo que quiere decirle, y se ve privado del precioso don de la palabra. Una idea cruzó por la mente de Pablo, y descolgando la escopeta de la grupa, se dijo:—Este perro rabia. El chalán clavó las espuelas á la jaca, que llevó arrastrando al pobre Tony, sin que soltara el estribo, diez ó doce metros. Por fin Tony soltó su presa, y se quedó como enclavado en medio de la vereda.

Pablo revolvió su caballo como para hacer frente al enemigo, apuntó su escopeta, é hizo fuego. Tony exhaló un lamento doloroso, y rodó por la cañada. Pablo aplicó de nuevo las espuelas en los ijares de la jaca, que partió como un rayo, cuesta abajo, en dirección á Guadalajara. El chalán, disgustado del lance, y no queriendo contemplar la agonía de su pobre Tony, no volvió ni una sola vez la cabeza."

Example Question #220 : Ap Spanish Language

Lea el pasaje siguiente de Tony por Enrique Pérez Escrich (1855) y conteste las preguntas:

...Tony, sentado sobre su cuarto trasero, presenciaba impasible el diálogo que antecede. Pablo, irritado y refunfuñando de aquella informalidad, desató la jaca de las ramas de una encina, montó á caballo y silbó á su perro. Tony permaneció inmóvil. Mientras tanto, los dos ganaderos montaron también á caballo, alejándose de aquel sitio, pero en dirección opuesta á la que había emprendido Pablo. Tony comenzó á ladrar desesperadamente. Su amo se detuvo y le silbó segunda vez.

De pronto el mastín tomó una veloz carrera y fué á reunirse con su amo, pero sin cesar en sus imponentes ladridos. Pablo no le hizo caso, preocupado en lo que acababa de acontecerle; pero tanto y tanto ladró el perro, que por fin dirigió una mirada recelosa en derredor suyo, y dijo:—¿Qué te pasa, animal?... Tony, de dos saltos, se colocó delante del caballo, como si tratara de impedirle el paso, hasta tal punto, que llegó á ponerle sus robustas zarpas sobre el pecho.

Entonces el chalán le sacudió un terrible latigazo; pero Tony, aunque sentía el agudo dolor de aquella culebra de cáñamo que se le había arrollado por el cuerpo, no se quejó y continuó ladrando.—¡Es extraño! Nunca he visto tan fosco y tan irritado á Tony. El mastín dió una carrera, se paró á unos doce pasos de la cabeza del caballo, y se echó atravesado en medio de la angosta vereda, ladrando siempre. Cuando llegó la jaca, saltó por encima del perro para no pisar á su compañero de cuadra.

Nuevamente el perro volvió á colocarse delante del caballo, tomó carrera hasta chocar su áspera y fuerte cabeza con los redondos y blandos belfos de la jaca, que se descompuso, con grave riesgo del jinete.—Pero ¿te has vuelto loco, Tony?...—gritó el chalán, sacudiéndole un segundo latigazo más enérgico que el primero. El mastín entonces hizo presa en uno de los estribos vaqueros, y tiró con fuerza hacia atrás.

Los ojos de Tony brillaban como dos ascuas de fuego, sus gruñidos eran potentes, amenazadores; aquel noble animal representaba con hermosura salvaje la desesperación del perro á quien su amo no entiende lo que quiere decirle, y se ve privado del precioso don de la palabra. Una idea cruzó por la mente de Pablo, y descolgando la escopeta de la grupa, se dijo:—Este perro rabia. El chalán clavó las espuelas á la jaca, que llevó arrastrando al pobre Tony, sin que soltara el estribo, diez ó doce metros. Por fin Tony soltó su presa, y se quedó como enclavado en medio de la vereda.

Pablo revolvió su caballo como para hacer frente al enemigo, apuntó su escopeta, é hizo fuego. Tony exhaló un lamento doloroso, y rodó por la cañada. Pablo aplicó de nuevo las espuelas en los ijares de la jaca, que partió como un rayo, cuesta abajo, en dirección á Guadalajara. El chalán, disgustado del lance, y no queriendo contemplar la agonía de su pobre Tony, no volvió ni una sola vez la cabeza.

Cuando llegó á la posada, echó de menos el gato que encerraba los veinte mil reales. El chalán se quedó aturdido, porque aquella pérdida le colocaba en una situación difícil para hacer frente á sus negocios. Al aturdimiento siguió la desesperación; montó á caballo en su valiente jaca, emprendió á escape el camino de Val-frío, llegó en menos de tres cuartos de hora á las piedras, pero el gato no estaba allí.—¡Ah!—exclamó.—Aquí lo dejé, aquí lo puse por mi propia mano.... ¡Esos miserables me han robado!... Ahora comprendo que mi noble Tony me avisaba, me decía: «Vuelve atrás; te dejas tu dinero.» Y yo, miserable, estúpido, imbécil, he pagado su lealtad dándole la muerte. Y Pablo se golpeaba la frente y se arrancaba los cabellos.

—¡Tony! ¡Tony! ¡Tony!—comenzó á gritar con desesperación. Pero cada uno de estos gritos que brotaba del alma del chalán sólo levantaba un eco en los barrancos. Pablo, abrumado bajo el peso de su desgracia, se sentó en una de las tres piedras, y entonces vió con sorpresa unas manchas de sangre y la tierra movida como si se hubiera revolcado un animal. Con los ojos inmensamente abiertos reconoció el terreno que le rodeaba, y observó que aquí y allá, en dirección del monte, había manchas de sangre.

¿Qué podría haber hecho Pablo para evitar lastimar a Tony?

Possible Answers:

Podría haber escuchado a Tony, dado la vuelta y seguido a Tony de regreso al sitio de la venta

No hubo remedio - Pablo tuvo que disparar a Tony

Podría haber seguido platicando con el ganadero para hacer más segura la venta

Podría haber rechazado la oferta del ganadero

Correct answer:

Podría haber escuchado a Tony, dado la vuelta y seguido a Tony de regreso al sitio de la venta

Explanation:

Pablo shot Tony because he was confused by Tony's behavior. If Pablo had not acted so rashly and jumped to conclusions about Tony's health so quickly, and instead had trusted his dog's instincts the way he always did before, he would have gone back to the original place of the sale and found that he left his money-bag there. In this scenario, Tony would not have been injured.

"Cuando llegó á la posada, echó de menos el gato que encerraba los veinte mil reales. El chalán se quedó aturdido, porque aquella pérdida le colocaba en una situación difícil para hacer frente á sus negocios. Al aturdimiento siguió la desesperación; montó á caballo en su valiente jaca, emprendió á escape el camino de Val-frío, llegó en menos de tres cuartos de hora á las piedras, pero el gato no estaba allí.—¡Ah!—exclamó.—Aquí lo dejé, aquí lo puse por mi propia mano.... ¡Esos miserables me han robado!... Ahora comprendo que mi noble Tony me avisaba, me decía: «Vuelve atrás; te dejas tu dinero.» Y yo, miserable, estúpido, imbécil, he pagado su lealtad dándole la muerte. Y Pablo se golpeaba la frente y se arrancaba los cabellos."

Example Question #161 : Ap Spanish Skills And Knowledge

Lea el pasaje siguiente de Tony por Enrique Pérez Escrich (1855) y conteste las preguntas:

...Con esa inquietud, mezcla de desaliento y esperanza, Pablo comenzó á seguir aquel rastro de sangre. De vez en cuando se inclinaba para examinar las matas, con la detención de esos hombres de la naturaleza que ven las huellas de los animales impresas sobre la yerba. Junto á un enebro se veía otra revolcadura y algunos pelos de color rojizo pegados á la mata.—Sí, no me cabe duda,—se dijo Pablo,—por aquí ha pasado Tony.... Pero ¿es esto posible?.. Yo le pegué el tiro en el atajo, lejos de este sitio, en el fondo de la cañada. El chalán continuó siguiendo las gotas de sangre y las revolcaduras del pobre animal herido. Así se internó en el monte unos cincuenta metros. Junto á una espesa maraña había otro charco de sangre; pero allí se perdía el rastro.

Pablo entró con alguna dificultad en aquel espesar, y no pudo contener un grito de asombro, de admiración, tal vez de remordimiento; porque allí estaba Tony... Tony ensangrentado, Tony moribundo, con sus potentes zarpas sobre el gato que contenía los mil duros, y su enorme cabeza apoyada en el tesoro de su amo, dispuesto á defenderlo aún después de muerto. Pablo cayó arrodillado junto á su perro. Tony le miró con tristes ojos, exhalando uno de esos débiles gemidos que preceden á la agonía.

El chalán, con los ojos llenos de lágrimas y el alma angustiada por los remordimientos, abrazó la cabeza de aquel pobre animal, y besándola respetuosamente, murmuró en voz baja:—¡Perdón... perdón, pobre Tony: yo he sido tu asesino, yo he pagado tu lealtad dándote la muerte! Tony comenzó á lamer las lágrimas que resbalaban por las curtidas mejillas de su amo. Poco á poco aquella lengua, que acariciaba á su asesino, fué perdiendo la fuerza y el calor, hasta que se quedó inmóvil y fría.

Tony, sin embargo de que la muerte había paralizado la ternura de su corazón, permaneció con los ojos abiertos, mirando á su amo. Aquellos ojos sin luz parecían decirle: «Perdona si me han faltado las fuerzas, si no he podido llevarte el dinero hasta tu casa: ya lo ves, la culpa no es mía.» Pablo permaneció una hora arrodillado junto al cadáver de su perro. Por fin se levantó, y dijo:—Tony, tu muerte será para mí un remordimiento que ha de acompañarme hasta el sepulcro.

Aquella misma tarde el noble perro fué enterrado al pie de un árbol, que desde entonces lleva por nombre «La encina de Tony.»

¿Qué pudo haber hecho Pablo para evitar sufrir la terrible venganza de Tony?

Possible Answers:

Tony no buscó venganza

Pablo pudo haber llevado a Tony consigo al veterinaria

Ninguna de estas respuestas es la correcta

Pablo pudo haber no disparado a Tony

Correct answer:

Tony no buscó venganza

Explanation:

Although some may think Pablo deserved to face Tony's vengeance, Tony was a a good dog who was faithful to his master. He did not seek vengeance for his own death or injury. He only wished to continue serving his master until his dying breaths.

"Tony, sin embargo de que la muerte había paralizado la ternura de su corazón, permaneció con los ojos abiertos, mirando á su amo. Aquellos ojos sin luz parecían decirle: «Perdona si me han faltado las fuerzas, si no he podido llevarte el dinero hasta tu casa: ya lo ves, la culpa no es mía.» "

Example Question #22 : Reading Textual Sources Critically

LOS DOS CONEJOS

por Tomás de Iriarte (1776)

Por entre unas matas,
Seguido de perros,
(No diré corría)
Volaba un conejo.

De su madriguera
Salió un compañero,
Y le dijo:—¡Tente!
Amigo, ¿qué es esto?

—¿Qué ha de ser? responde;
Sin aliento llego...
Dos pícaros galgos
Me vienen siguiendo.

—Sí, replica el otro,
Por allí los veo,
Pero no son galgos.
—Pues, ¿qué son?—Podencos.

—¿Qué? ¿Podencos dices?
—Sí, como mi abuelo.
—Galgos y muy galgos;
Bien vistos los tengo.

—Son podencos: vaya,
Que no entiendes de eso.
—Son galgos, te digo.
—Digo que podencos.

En esta disputa,
Llegando los perros,
Pillan descuidados
Á mis dos conejos.

Los que por cuestiones
de poco momento
dejan lo que importa,
llévense este ejemplo.

¿Cuál es la moraleja de este poema?

Possible Answers:

No hay moraleja

Los galgos y los podencos se parecen

Los galgos son malvados

Si usted es conejo, no salga de su madriguera

Uno debe de enfocarse en las cosas que son verdaderamente importantes y relevantes en el momento

Correct answer:

Uno debe de enfocarse en las cosas que son verdaderamente importantes y relevantes en el momento

Explanation:

This poem features two rabbits who, while being chased by a pair of canines, get distracted arguing about what kind of canines were chasing them, rather than continuing to run away. As a result, they get eaten. The moral of the story is that you should focus on what is important in the moment, rather than getting hung up on irrelevant details.  The moral is also clearly stated at the end of the poem:

"Los que por cuestiones
de poco momento
dejan lo que importa,
llévense este ejemplo."

Example Question #21 : Reading Textual Sources Critically

"El globito azul" por Juan Antonio Castevany (1883)

MIRABA un niño asombrado,
Con expresión cariñosa,
Un globo de azul pintado,
Por un hilo sujetado
Á su mano cuidadosa.

El globo, con lento vuelo,
En el aire se mecía,
Y el hermoso pequeñuelo,
Con infantil alegría,
Por verlo miraba al cielo.

Á pesar de su viveza
Y su alegre desaliño,
Cierto sello de tristeza
Marchitaba la pureza
De la sonrisa del niño.

¡Ay! que cuando preguntaba
Por su madre, con amor,
—«¡Está en el cielo!» escuchaba,
Y en el cielo la buscaba
Con inocente candor.

II

Miraba el globo tranquilo
El niño, con dulce arrobo,
Cuando, rompiéndose el hilo,
Remontóse al cielo el globo,
Cual si en él buscara asilo.

No produjo al tierno infante
Pena, llanto ni agonía
Ver que el globo se perdía;
Antes bien, en su semblante
Se retrató la alegría.

Y se dijo por consuelo
Siguiendo su raudo vuelo:
—¡Oh! qué de prisa que va!
¡Mejor! ¡Cuando llegue al cielo,
Mi madre lo cogerá!

¿Porqué el niño se siente triste al ver su globo en el cielo?

Possible Answers:

Porque sabe que eventualmente va a perder el globo

Porque le recuerda a su madre, quien está en el cielo

Ninguna de estas respuestas es la correcta

Porque el globo no siempre va a flotar

Porque prefería un globo verde

Correct answer:

Porque le recuerda a su madre, quien está en el cielo

Explanation:

The boy sees his balloon floating in the sky, and it reminds him of his own mother who passed away, as he was told she was in heaven - in the sky. Despite feeling happiness at having a balloon, there is a tinge of sadness, as he remembers his grief, and how he would always look to the sky hoping to see her.

"Á pesar de su viveza
Y su alegre desaliño,
Cierto sello de tristeza
Marchitaba la pureza
De la sonrisa del niño.

¡Ay! que cuando preguntaba
Por su madre, con amor,
—«¡Está en el cielo!» escuchaba,
Y en el cielo la buscaba
Con inocente candor."

Example Question #24 : Reading Textual Sources Critically

"El globito azul" por Juan Antonio Castevany (1883)

MIRABA un niño asombrado,
Con expresión cariñosa,
Un globo de azul pintado,
Por un hilo sujetado
Á su mano cuidadosa.

El globo, con lento vuelo,
En el aire se mecía,
Y el hermoso pequeñuelo,
Con infantil alegría,
Por verlo miraba al cielo.

Á pesar de su viveza
Y su alegre desaliño,
Cierto sello de tristeza
Marchitaba la pureza
De la sonrisa del niño.

¡Ay! que cuando preguntaba
Por su madre, con amor,
—«¡Está en el cielo!» escuchaba,
Y en el cielo la buscaba
Con inocente candor.

II

Miraba el globo tranquilo
El niño, con dulce arrobo,
Cuando, rompiéndose el hilo,
Remontóse al cielo el globo,
Cual si en él buscara asilo.

No produjo al tierno infante
Pena, llanto ni agonía
Ver que el globo se perdía;
Antes bien, en su semblante
Se retrató la alegría.

Y se dijo por consuelo
Siguiendo su raudo vuelo:
—¡Oh! qué de prisa que va!
¡Mejor! ¡Cuando llegue al cielo,
Mi madre lo cogerá!

Según el contexto del poema, ¿qué significa la palabra en negritas?

Possible Answers:

Increíble

Molesta

Irritado

Enojado

Despreocupado

Correct answer:

Despreocupado

Explanation:

"El globo, con lento vuelo,
En el aire se mecía,
Y el hermoso pequeñuelo,
Con infantil alegría,
Por verlo miraba al cielo.

Á pesar de su viveza
Y su alegre desaliño,
Cierto sello de tristeza
Marchitaba la pureza
De la sonrisa del niño."

The child, in the first paragraph, is described as feeling childlike joy while looking at his balloon. When the concept of his sadness is introduced, it is referred to as something that is felt despite the happiness/gladness of the child. Given the context of the poem, and how his joy/happiness/gladness is described previously, the only word that would make sense contextually as a synonym of "desaliño," is "despreocupado," or carefree.

 

Learning Tools by Varsity Tutors